Luz azul: las pantallas de los dispositivos digitales podrían acelerar la ceguera

By 11 December 2018Non classé
proteger tus ojos de la luz azul

Esto es lo que refleja un nuevo estudio americano sobre la luz azul.

Un estudio realizado por una Universidad de Ohio en los Estados Unidos confirma una vez más los temores ya mencionados sobre el impacto de las pantallas de luz azul en nuestros ojos. De hecho, dice que las pantallas serían completamente tóxicas para la retina.

Estamos conectados permanentemente: TV, smartphone, tablet, ordenador… Las pantallas están en todas partes y nuestros ojos están pegados a ellas todo el día. Y si estas leyendo esto… ¡Sorpresa! También estás expuesto a la luz azul. La Universidad de Toledo, basándose en esta observación, ha decidido realizar un estudio sobre la famosa luz azul dañina emitida por las pantallas. Este estudio arroja información acerca de una posible aceleración de la ceguera debido a esta exposición prolongada.

Tus ojos están en peligro

Cuando decimos ceguera, nos imaginamos personas invidentes con bastón. Obviamente, este sería un caso extremo. El estudio solo muestra que la exposición química a la luz azul conduce a una reacción tóxica que ataca las células de melatonina que protegen la retina. Para simplificar: cuanto más nos expongamos sin protección a la luz de las pantallas LED, más rápidamente envejecerá nuestra retina y, por lo tanto, corremos el riesgo de pérdida de agudeza visual a largo plazo. El peor desenlace posible en este caso, sería una ceguera total.

Por supuesto, la muerte de las células es un proceso normal, pero este se ve acelerado por la exposición a la luz azul nociva y es ahí donde reside el peligro.

Estos datos parecen alarmantes, pero la realidad es que cualquier exceso puede ser perjudicial para la salud. Afortunadamente, la prevención es el mejor remedio y existe un gran número de opciones que nos ayudarán a no llegar a una situación tan preocupante:

  • Cuando estés utilizando un dispositivo digital, hazlo siempre bajo una correcta iluminación (sí, te imaginamos pegándote tus vicios en tu guarida de oscuridad total…).
  • La luz azul que desprenden los dispositivos, se puede gestionar: hardware, aplicaciones, modo “noche” o “lectura”, entre otros.
  • Obviamente, gafas con filtro para la luz azul y la iluminación circundante (sí, también las bombillas pueden ser dañinas).

En resumen: debemos limitar el tiempo de exposición en la medida de lo posible y pasar tiempo al aire libre (con gafas de sol, por supuesto) para dejar que nuestros ojos descansen. Esto es especialmente importante cuando hablamos de niños.

Protégete y nunca dejes de disfrutar de tu pasión. Gunnar te acompaña.