Un regalo para ellos, pero también para tí

By 28 noviembre 2017Blog
regalo util navidad 2017

Si has perdido la cuenta de las horas que tus hijos pasan frente a una pantalla…sigue leyendo

La era digital ya está aquí. Los más jóvenes saben lo que es un mundo sin tecnología. Los jóvenes no podrían vivir sin ella y los demás, con más o menos esfuerzo, hemos aprendido a que todo lo que conocíamos ya no vale: ahora todo pasa por una pantalla.

Pero…¿Alguna vez te has parado a pensar que les ocurre a sus ojos con “la era digital”? ¿Cuál es nuestro papel como padres en todo este asunto?

Tengan la edad que tengan tus hijos, alguna de estas situaciones te será familiar: tus hijos han cambiado los libros por tablets, tienen que entregar trabajos e incluso hacer exámenes a través de plataformas online, los diccionarios y las enciclopedias ¿de veras existen o se han marchado al mismo planeta que los “videoclubs”?

Y eso si hablamos de estudiar pero, ¿y su tiempo libre? Todo el día enganchados al Smartphone y a los dichosos “selfies”, apps que requieren de su constante atención y los ya viejos amigos: los videojuegos: para ordenador, para consolas de plataforma o portátiles… Y tú piensas,¿qué hago?

He de darte dos noticias: una buena y una mala.

Primero la mala: tus hijos no van a cambiar. De hecho, irá a peor. Su edad es inversamente proporcional al caso que nos hacen… Y cuanto más crezcan, más dependerán de un ordenador, ya sea para estudiar o para trabajar. Pero TÚ puedes hacer algo por ellos, y cambiar el turbio destino que aguarda a su vista…

Ahora toca la buena: te presentamos las gafas Gunnar

Su tecnología única ha sido reconocida internacionalmente por personas de todos los sectores y edades. Ninguna otra gafa absorbe tanta luz azul como Gunnar, y de este modo previenes la degeneración macular. Di adiós al insomnio, a los dolores de cabeza, a la fatiga visual, a la sequedad ocular, a la degeneración macular prematura y sobre todo a los problemas de visión que pueden derivarse de una exposición excesiva a los dispositivos digitales.

Piensa que no estás perdiendo un hijo, sino proporcionándole un futuro lleno de salud visual. Porque cuanto más tratamos de “limitar” el uso del móvil, más aumentan los berrinches y menos efecto surten las reprimendas… Acéptalos tal y como son, y empieza a acostumbrarte a los selfies con gafas.

Demuéstrales cuánto les quieres ayudándoles a cuidarse mientras hacen lo que más les gusta, aunque a ti no te guste tanto. Todos los papás y mamás del mundo pasamos por lo mismo, así que… ¿por qué no evitar lo que parecía inevitable?