Protege tus ojos
Filtra la luz azul

Mejora tu rendimiento

Pasión por la perfección óptica

Con esta frase podemos describir cada acción de Gunnar. ¿Cuál es nuestra motivación? Los límites del Hombre.

¿Y nuestra misión? Superar nuestros límites invisibles.

La información circula cada día con más rapidez: ordenadores, móviles, tablets, consolas… Estamos rodeados de una cantidad impensable de inforamción, a la cual tenemos acceso gracias a nuestros ojos. Biológicamente, nuestro sentido de la vista no puede hacer frente a tal volúmen de información, especialmente cuando esta se nos presenta en forma de luz artificial.

Gunnar fue creada en base a un principio sensillo: superar nuestros límites visuales, preparándonos para la generación digital.

1
En gafas para pantallas
130
Patentes registradas
38
Países con distribución
4
de mercado

El concepto

Gunnar nació por la preocupación de una madre y esposa (Jennifer Michelsen), quien veía a su marido (Matt) sufrir constantemente dolores de cabeza tras haber estado mirando la pantalla durante horas. También sentía una gran preocupación por su hijo, aficionado a los videojuegos. El dolor de cabeza es uno de los síntomas del llamado “Síndrome del ordenador”, así como el cansancio visual, los dolores de cuello y espalda. Jennifer decidió unirse a Joe Croft (antiguo ingeniero en Oakley ), para encontrar una solución.  Juntos, crearon un producto dirigido exclusivamente a combatir los problemas de fatiga visual provocados por una exposición prolongada a la luz emitida por las pantallas. Desarrollaron el primer prototipo en el año 2006. A principios de 2007, la empresa se creaba de forma oficial, produciéndose en octubre de 2008 el lanzamiento de su primer producto.

Jennifer instaba a su marido a que visitase a un médico, y le preocupaba que su hijo sufriera del mismo problema. Estos síntomas afectan a los adultos, pero comienzan a abrirse paso entre la gente más jóven, siendo cada vez más habitual en niños pertenecientes a la llamada “Generación Digital”. Debido a este hecho, es cada vez más necesario encontrar una solución que proteja nuestra visión desde las edades más tempranas, que es cuando empezamos a tomar contato con el mundo digital. Es una realidad: en EEUU, 125 millones de personas padecen el “Síndrome del ordenador”.

La familia Michelsen, junto a Joe Croft, consultaron al Dr. Jeffrey Anschel, optometrista en Carlsbard y experto en ergonomía visual, quien ya había detectado, 17 años atrás,  el problema del cansancio visual . Junto a él, mejorararon sus productos haciendo que estos se adaptaran alas necesidades e sus clientes, de la forma más personalizada posible.

Los problemas de salud visual, no afectaban únicamente a personas de 40 años, sino que ya los jovenes entre 20 y 30 años comenzaban a quejarse de ojos irritados y con sequedad, y de los temibles dolores de cabeza. La realidad era que (al igual que en la actualidad), las personas pasaban muchísimo tiempo delante de la pantalla. Nuestros ojos tienen que esforzarse mucho para concentrarse durante horas, horas en las que forzamos la visión de cerca. Había que encontrar la forma de relajarlos, para evitar las consecuencias que este sobreesfuerzo podía producir.

El ojo tiene que enfrentarse a luces como las LED de las pantallas, cuya intensidad (en proporción) es comparable a la luz del sol. Esta luz actúa como un estímulo muy fuerte para el ojo, que tras horas expuesto a este, acaba por fatigarse.

El prototipo presentado al Dr. Anschel tenía un tono amarillo. Este hecho no era fortuito, pues este mismo color permite una visión más clara de forma natural. El color amarillo aumentaba el contraste y filtraba la luz azul de las pantallas. Además, las lentes integraban un ligero aumento, para que el ojo se relajara más facilmente. Los refjlejos se eliminaban, provocando un aumento de la comodidad a la hora de fijar la vista en una pantalla. La curvatura de la lente también permite favorecer el nivel de humedad del ojo, reduciendo de esta manera la sequedad y la irritación.

Son muchas las personalidades que ya confían en Gunnar: 50Cent, Peter Thiel y Monster Inc.

Pero no solo contamos con el apollo de estas personalidades. Algunos de los distribuidores más imortantes, ya tienen las Gunnar en su catálogo: Amazon, Gamestop y Staples.

Por último, empresas tan señaladas como Facebook, Google, Microsoft y Zappos, ya confían en Gunnar para cuidar de la salud de sus empleados, para quienes nuestras gafas forman parte de su rutina profesional.

Los fundadores de la empresa

Joe Croft

Joe Croft

Co Fundador, CEO

Jennifer Michelsen

Jennifer Michelsen

Co Fundadora, CMO