cvs-global-header

Cada vez más estudios demuestran los peligros de la luz azul emitida por las pantallas sobre nuestros ojos.


Recientemente investigadores notaron enlaces entre pantallas y sueño.
Investigadores americanos se interesaron en el tema y encontraron explicaciones. Hoy en día, la mayoría de la población está equipada con ordenador, tableta/Smartphone.
Los usamos cada vez más tan pronto como amanecemos y nos siguen hasta la hora de dormir.
Desgraciadamente por nuestra salud visual, estas nuevas costumbres tienen un impacto negativo. De hecho, las pantallas y el sueño no hacen buena combinación.

Las pantallas y el sueño = limitación de la melatonina

Una primera investigación del Centro de Investigación de la Luz del Instituto Politécnico Rensselaer, en Estados Unidos recientemente probó que la exposición de más de dos horas a la luz azul es nociva. Efectivamente eso presenta un “mayor riesgo de trastornos del sueño”.

Según estos investigadores, esta famosa luz limita la secreción de melatonina, una hormona natural creada al fin del día por el organismo.

“La melatonina, es la hormona de la oscuridad, explica Roger Godbout, director del Laboratorio y de la Clínica del sueño del Hospital Rivière-des-Prairies. Aunque no está relacionada directamente al sueño, la melatonina es uno de los múltiples factores que participan a hacernos dormir.” Leyendo en una tableta antes de dormir, mandamos señales contradictorias a nuestro cerebro, continua el psicólogo clínico: “Le decimos: estoy en la cama, pero no es noche. ¿Porque? Hay luz.”

Alex Desautels, profesor adjunto y neurólogo al Servicio de neurología del Hospital del Sacré-Cœur de Montreal agrega que es mejor de evitar actividades como por ejemplo, contestar sus correos electrónicos o mensajes de celular, leer, ver un video,… antes de irse a dormir.

 « Son actividades de día y, cuando se practican en la noche, van a activar nuestro sistema nervioso simpático y nuestras redes de despierta. »

Asegura que hay que dejar a todas las pantallas afuera del cuarto, incluso la televisión.

Más peligroso que la lectura en papel

Una segunda investigación ha comparado dos estilos de lectura, la lectura de libros electrónicos y la de libros tradicionales.

Investigadores de Brigham y Women’s Hospital de Boston demostraron que los que leían en tableta tenían más problemas para dormirse.

“Los que leían un libro electrónico tomaban más tiempo para dormirse, tenían menos sueño en la noche y su secreción de melatonina estaba reducida”, explica Anne-Marie Chang, autora del estudio e investigadora en ciencia del sueño en el Hospital de Boston, mencionada por FTVi.

La investigación comparaba a 12 personas que tenían como misión leer durante 4 horas antes de irse a dormir 5 días seguidos.

También fue demostrado que el reloj interno de los lectores de tabletas estaba estropeado, retrasando el sueño de una hora y provocando un cansancio suplementario al momento de despertar.

Por lo que, si tienen dificultades para dormirse en la noche, ya sabrán porque ;).

Investigaciones más detalladas están aún pendientes de tener una idea más clara de los impactos de las pantallas al largo plazo.

Fuentes: Planet & Protegez-vous