¿Ha llegado el momento de someternos a una “Desintoxicación Digital”?

By 15 mayo 2018Blog, Non classé
alternativa a las pantallas

Hace tiempo hablábamos de que la salud “es la nueva riqueza”. Esto es algo que muchos profesionales del sector de la salud tenían claro desde hace mucho, pero hasta ahora esta corriente nunca se había centrado en la salud visual. 

Nuestras metas diarias podrían resumirse en llegar a cumplir todos nuestros objetivos (laborales, personales y de entretenimiento) y descansar durante la noche para enfocar del mismo modo las tareas del día siguiente. Gran parte de la población ya es consciente de la importancia de la salud para nuestro rendimiento, y es por eso que toman determinadas medidas: vitaminas, bebidas excitantes (como el café), hacer deporte y algo que es realmente llamativo: dejar a sus ojos descansar. Esos momentos en los que las personas deciden alejar sus ojos de la pantalla es lo que llamamos “Desintoxicación Digital”. Por supuesto, es una idea estupenda, pero no está al alcance de todos. Por circunstancias, hay personas que no pueden desconectar el tiempo que les gustaría, y por eso proponemos una alternativa.

Según estudios realizados por el Centro de Investigación de Nielsen y la Universidad de Oxford, cada vez más personas en todo el mundo se ven afectadas por la luz azul artificial que desprenden los dispositivos digitales. Las estadísticas mostraron que más de un 83% de los estadounidenses pasan más de dos horas al día frente a un dispositivo digital. De ese grupo, el 60,5% afirmó padecer fatiga ocular. Además, la Asociación Médica Americana ha lanzado recientemente una advertencia respecto a los efectos nocivos de la luz azul sobre nuestros ritmos circadianos.

El hecho de que cada vez más instituciones se preocupen por la salud visual ha llevado a la consecuencia de recomendar a los usuarios utilizar la protección adecuada para la exposición prolongada a la luz azul. Por lo tanto, la pregunta es: ¿por qué hay personas que aún no se deciden a tomar medidas? Separarse de la pantalla no es una opción para todo el mundo, pero sí poner una barrera entre nuestros ojos y la luz azul. Cada vez más dispositivos vienen provistos de mecanismos y aplicaciones que ajustan la luz y el color de la pantalla para reducir sus efectos nocivos sobre nuestro organismo, pero esto no es suficiente. Afortunadamente, existe una forma eficaz y sencilla de abordar este problema.

Puedes pensar que “nos estamos tirando el pisto”, pero la realidad es que no existe tecnología comparable a la de las lentes Gunnar: con nuestras lentes de diseño patentado, al usuario no le queda ninguna duda de que está comprando un producto de la máxima calidad. Además, hemos desarrollado una clasificación de BPF (Factor de Protección contra la Luz Azul), te damos la opción de distinguir entre la protección que te ofrece cada tipo de lente, un tinte respecto a otro y nuestras lentes frente a las de otras marcas. Si quieres saber más sobre la clasificación de BPF y porqué un estilo de vida saludable comienza cuidando tu vista, puedes hacer clic aquí.

Si quieres despedirte de la fatiga visual, la sensación de picor en los ojos y volver a dormir a pierna suelta, únete a los que pensamos en que una forma diferente de convivir con la tecnología es posible: únete a Gunnar.

¿Quieres saber más sobre Gunnar y la luz azul? ¡Haz clic aquí!